L6: Barcelona Pl. Catalunya - Reina Elisenda - Barcelona Pl. Catalunya - Reina Elisenda


FGC
Ver mapa en una nueva ventana


No nació como un metro, pero hoy en día se utiliza como tal. La historia de esta línea se remonta al día de la verbena de San Juan de 1863, cuando comenzó a circular el primer tren de la Compañía del Ferrocarril de Barcelona a Sarriá, que aprovechó la eliminación de las murallas de la ciudad para extender una línea que conectara las dos villas (Sarriá y Barcelona), así como las de Gracia y San Gervasio.

La línea salía de Plaza Cataluña, con locomotoras de vapor y a cielo descubierto, tenía dos paradas en Gracia, para posteriormente parar en San Gervasio y Sarria como otro terminal.Aunque obtuvo un gran éxito la línea, la compañía explotadora se endeudó tanto que hizo suspensión de pagos el 1874 y fue absorbida por la nueva sociedad Ferrocarril de Sarriá a Barcelona.

El 18 de agosto de 1882, las reiterativas peticiones de los vecinos del Example consiguieron la construcción y puesta en servicio de una segunda estación en Barcelona, la de Provenza. En 1887 se construyó la estación de Bonanova. Y el 30 de junio de 1908 se puso en servicio el apeadero Muntaner.

El 16 de noviembre de 1905 se convirtió en el primer ferrocarril en electricficarse en España. Comenzó ese dia un servicio provisional con tracción eléctrica, en ancho de vía europeo y por vía única, dejando de circular a partir de aquel día los trenes a vapor. Disponía momentáneamente de un tren cada hora de Barcelona a Sarriá, y de dos trenes más entre Barcelona y San Gervasio. Diez días más tarde, se daría servicio en toda la línea con trenes cada veinte minutos.

Para este hito, la compañía adquirió 10 coches motores (que se numeraron del 1 al 10) construidos en Bélgica por Ateliers Metalurgiques de Nivelles la parte mecánica, y la parte eléctrica por Ateliers de Constructions Electriques de Carleroi (ACEC). Eran coches de dos ejes, de apariencia tranviaria equipados con dos motores 50 CV sobre truck Brill 21 E. El parque constaba además con 10 remolques ligeros (101 a 110). Estos remolques eran convertibles, es decir, podían circular abiertos en verano, aunque parece ser que no se usó nunca esta disposición. Originalmente, tanto los coches motores como los remolques iban pintados en dos colores: blanco en la parte inferior y ocre en la superior.


Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | OK.