R4: St. Vicenç Calders / Martorell - Terrassa / Manresa - St. Vicenç Calders / Martorell - Terrassa / Manresa


Rodalies de Catalunya
Ver mapa en una nueva ventana


La R4 de cercanías de Barcelona es una línea perimetral que comunica la Cataluña Central con Barcelona y El Penedès. Su recorrido se inicia en Manresa, pasa por Terrassa y Sabadell, cruza la ciudad de Barcelona por las estaciones de Plaça Catalunya y Sants, y se dirige hacia el Baix Llobregat y El Penedès, donde sirve a poblaciones como Martorell, Sant Sadurní d’Anoia, Vilafranca del Penedès y El Vendrell, para finalizar en Sant Vicenç de Calders. Es la línea más larga de la red de cercanías con un total de 143 km.

La historia de la línea R4 de Manresa a Barcelona y Sant Vicenç de Calders tiene dos etapas muy diferenciadas, que corresponden respectivamente a las secciones de Manresa a Barcelona y de Barcelona a Sant Vicenç de Calders.

Los orígenes de la línea de Barcelona a Sant Vicenç de Calders se remontan al 1854, cuando se inauguró el primer tramo del ferrocarril de Barcelona a Martorell, que se iniciaba en la primitiva estación de Plaça Catalunya y llegaba hasta Molins de Rei, pero muy pronto fue ampliado hasta la estación provisional de Martorell en el año 1856, y el tren cruzó el río Llobregat y llegó a la estación definitiva de Martorell en el año 1859. Más adelante la línea sería ampliada hasta Tarragona (1865) y se modificaría su entrada en Barcelona por medio de un nuevo trazado por la zanja de la calle Aragó, cosa que permitía que los trenes llegasen hasta la Estació de França. Posteriormente la línea fue progresivamente modernizada, con la construcción de nuevas secciones de vía doble o la entrada en servicio de la tracción eléctrica.

Por su parte, la línea de Manresa a Barcelona tiene sus orígenes en la construcción de la línea de Barcelona a Lleida, cuyo primer tramo, de Montcada a Sabadell, fue inaugurado en 1855. Más adelante entraron en servicio las secciones de Sabadell a Terrassa (1856), de Terrassa a Manresa (1859) y la sucesiva ampliación hasta Lleida (1860). En 1862 se construyó una nueva línea directa entre Montcada y la Estació del Nord de Barcelona, ya que hasta entonces los trenes utilizaban las vías de la línea de Granollers para llegar hasta Barcelona. Con el paso de los años la línea sería modernizada, con actuaciones tan destacables como su electrificación (1928) o su prolongación subterránea hasta la Plaça Catalunya.


Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | OK.